miércoles, 14 de enero de 2009

Agujero y Cristal

Tras el ultimo encargo de mi editora tocapelotas pero adorable, me veo obligada a hacer un sprint en mi último texto, que rabia me da mandar cosas que luego se queda la gente y pasan sin pena ni gloria.
Lo que le mandaré va de un hombre vacio y de cristales y salen magdalenas o algo así.
La cosa esque hoy mientras canturreaba la garota de Ipanema, se me ocurrió la idea.
Además aprovecharé el tirón melancólico y probablemente el fin de semana volveré a hacer mi número cómico de la reina victoria, el indio colonial añejo y la muchacha mejicana llamada Margarita, Margaret para los amigos.

4 comentarios:

Kaín dijo...

Ya te iba a decir yo que te echaba de menos. Y aunque sirve aún, viendo que esto es solo una breve pasada formal, si es por este tipo de cosas... se te perdonará... jeje. Me alegro de que te vayan tan bien las cosas. Un besaco niña

na dijo...

¿y si lo subes a mezclando magia y anestesia y así lo leemos?

La feliz tonta armada con un lápiz dijo...

na lo haré para que os echéis unas risas :) mua!

Alter ego dijo...

En cualquier caso, me gustan las magdalenas.