jueves, 20 de marzo de 2008

Víctima de su propia creación

O así o "yaaaaaaaaaaaaaaaaargh!" se iba a llamar este post, he de retomar las buenas costumbres y escribir de vez en cuando no me hace nada mal.
Este título es porque me he encontrado hoy una noticia del tipo "WTF!" o en romance; una noticia de alucinar bellotas. Lo voy a contar como sé:
Bueno esto es un australiano de 81 años que un día en un arranque de creatividad se fabricó un robot, esas adorables máquinas que algún día nos librarán de mover el culo y que como ya sabéis son para mi bien amados cacharros.
El robot tenía un plus, disparaba, vamos que digo yo que si me fabricara un robot lo haría para que entretuviera a mis alumnos, quizás para ordenar las torres (antes pilas) de papeles de mi cuarto incluso para quitarme el polvo de los libros de la estantería. En Japón que son muy inteligentes suplen sus necesidades básicas con la fabricación de robots hembras y cacharros robóticos que dan gustito, a mi estos me aterran y donde este el método tradicional que se quiten los calambres y achiperres vibrátiles. Algún día y para gusto de todos aquellos caballeros que encuentran mi blog por busquedas del tipo "foliando" (nunca Finnegans Wake dio para tanta busqueda porno os lo aseguro) publicaré mi opinión al respecto de semejantes utensilios.
Que se me va, como iba diciendo, el australiano de 81 se fabricó un robot para suicidarse, una máquina de matar que usaba un revolver del calibre 22. Me pregunto sí el hombrico en cuestión pensó en buscarle alguna finalidad aparte del suicidio, creo que no porque no dejo nada dicho en la nota.
Supongo que como en toda historia podriamos sacar su moraleja en este caso sería cuidado con lo que creas, puede volverse contra tí...si no que se lo digan al personaje de mi último relato que tiene vida propia.

3 comentarios:

MARISA dijo...

pero que gilipollas no? si emplease su mente en cosas para vivir en vez de para morir.. mente desaprovechada

dEsoRdeN dijo...

Pero el robot triunfó y el hombre de 81 años fracasó, o el robot fracasó y el hombre de 81 años triunfó?

La feliz tonta armada con un lápiz dijo...

triunfaron ambos el robot cumplio su cometido y el tío logró suicidarse de un modo original que a sus familiares no se le olvidará.
:)